Cuando una espina nos quita la paz

Posted by on 2015-09-14

girl-lake-clouds-landscape-drawing-hd-wallpaper

Con frecuencia escucho decir: “quiero paz” “necesito estar en paz”.  La enorme mayoría de personas que veo en consulta me dicen lo mismo.

La vida no es perfecta y siempre estamos expuestos a situaciones que nos producen preocupación, intranquilidad, dolor o angustia.

Esa inquietud, ese dolor o la intranquilidad que experimentamos hay que entenderlas como el indicador de que hay algo en nuestra vida que tenemos que resolver.

De lo contrario, el dolor se convierte en sufrimiento, el enojo en amargura y la suma de los dos en enfermedad del cuerpo, la mente y las relaciones.

Para identificar lo que nos genera el malestar ayuda mucho hacerse preguntas y escribir las respuestas:

¿Qué es lo que me produce sufrimiento y me quita la paz?.
¿Cómo esto me hace sentir?
¿Cómo esta situación afecta mi vida, mi trabajo, mis relaciones?
¿Qué puedo hacer para resolverlo?
¿Cómo me sentiría si lograra salir de esta situación?

También ayuda leer, reflexionar, hacer meditación, buscar orientación, o ayuda profesional cuando vemos que la situación ya se nos ha ido de las manos.

Muchas veces, lograr la paz significa tomar decisiones que resultan dolorosas.  Sin embargo, hay que saber que ése dolor es temporal, es superable. Y pasado un tiempo uno ve que se disuelve y la herida se cicatriza.

En cambio, cuando la situación problemática no se resuelve, y uno da vueltas y vueltas sin atreverse a tomar decisiones,  es como si uno decidiera vivir con una espina clavada en el dedo.  Poco a poco va infectándose, y duele, y uno se queja, y le pone pañitos de agua,  y una cremita, o una venda. Deja de usar ese dedo para que no duela tanto.  Pero como la espina sigue enterrada, la infección crece y crece, más y más, hasta que se corre el riesgo de perder la mano.

dedo

Tiene que llegar el día en el que uno se arma de valor, agarra una aguja y pincha en el dedo hasta sacar la espina.  ¿Duele? Sí, mucho. Y hay que exprimir el dedo para que salga toda la infección y hasta que la sangre esté limpia y viva.  Sólo entonces empieza el proceso de cicatrización.

Es doloroso, sí, pero es un dolor distinto, es un dolor de curación.  Por lo tanto, mientras más pronto uno tome la decisión de extraer la espina, más pronto sanará.

No se puede alcanzar la paz sólo invocándola. Es necesario trabajar para alcanzarla.

Les dejo un abrazo grande lleno de fortaleza para que encontremos en nuestro Ser Sagrado la determinación que nos lleve a resolver aquello que nos impide vivir acorde con el amor propio y la dignidad que todos merecemos.

Con todo afecto,
Logo_gisse2

4 Responses to Cuando una espina nos quita la paz

  1. Iván 2016-10-28 at 00:04

    Excelente mensaje, gracias Gissella

    Responder
  2. Mario Cabrera 2015-09-14 at 16:17

    Muy lindo mensaj s preferible soportar un fuert doolor
    X un instant y decidir sacarlo ,q vivir con el toda la vida

    Responder
  3. Mary Frances 2015-09-14 at 12:23

    Excelente reflexión !!!

    La paz en estos casos solo puede surgir luego de aceptar que allí hay una espina y que por mas que creas amarla, hay que extirparla.
    Y de dónde sacar el tremendo valor para sacarla?. Ahi está la clave pues a veces todo parece tan doloroso que por miedo a pasar por ello preferimos vivir un infierno pero conocido.
    El miedo a sufrir nos hunde en el dolor, nos quita la dignidad pero s la final crecemos.
    El tiempo que le tome a cada uno crecer es una forma de medir cuan listo está para enfrentarse a sus miedos?

    Responder
    • admin 2015-09-15 at 10:53

      En efecto el miedo es un enemigo poderoso. Y a medida que lo identificamos y estamos conscientes del poder que tiene en nuestras vidas podemos atrevernos a enfrentarlo. En ese proceso crecemos y recuperamos el poder personal. Y todos tenemos nuestros tiempos. Sólo hay que confiar. 🙂

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Important: If you add a link to your comment it will not be published.

Redes Sociales