El privilegio de vivir en paz

Posted by on 2015-11-18

DSC00931

En un momento de tanta violencia en el mundo, donde las imágenes aterradoras no alcanzan a traducir toda la angustia y el horror que viven las víctimas de esa locura, se hace necesario volver la mirada a nuestras vidas y agradecer por todo lo que tenemos.

Agradecer por nuestros hogares, por las personas y seres que amamos y nos aman. Agradecer por su presencia, por su existencia.

Por las oportunidades que nos da nuestro trabajo, por los desafíos que enfrentamos, por el techo que cobija nuestros sueños, porque aún podemos reír, cantar, bailar o guardar silencio si lo deseamos. 

Agradecer porque nuestros oídos están libres del temible estruendo de aviones y bombas; nuestros pulmones no tienen que lidiar con un aire cargado de humo, sangre y muerte; y nuestros ojos no están inundados con la desesperación de ver a nuestros hijos mutilados.

Agradecer porque, a pesar de las inevitables dificultades y frustraciones, si en este momento vivimos en un lugar donde no se ha desatado la guerra, aún tenemos la oportunidad de elegir la forma en la que queremos vivir.

Aún podemos disfrutar de las cosas más simples: despertar cobijados, beber té o café, caminar o correr, volver a casa o visitar a un amigo, y todo esto sin miedo.  Aún podemos hacer esas pequeñas elecciones cotidianas que son un ejercicio de libertad, de autodeterminación, posible sólo cuando se vive en paz.

Que nunca nos demos el lujo de negociar esa libertad, que jamás permitamos que la violencia nos arrebate esa libertad.

Que seamos capaces de valorar la libertad y agradecer por ella. Que nos atrevamos a defenderla forjando la paz en todos los espacios donde nos sea posible.  Empezando por los más íntimos: nuestra mente, nuestro corazón, nuestra familia, nuestros diálogos. 

Que tengamos el valor y la constancia para construir la paz personal deshaciéndonos de los pesos del pasado, reconciliándonos con nuestra historia, perdonándonos por los errores cometidos, aceptándonos en nuestra imperfección, creando la imagen más alta de nosotros mismos, imaginándonos y sintiéndonos buenos y mejores cada día.

Que hagamos crecer esa paz personal y que se expanda en nuestras vidas. Que basados en ella seamos capaces de sanar nuestras relaciones, de respetar al otro, a todos, a todo lo que toca nuestra vida.

Construir la paz es proporcionarle sentido y dignidad a nuestra vida.

Construir la paz es cuidar la libertad, un privilegio que hay que honrar y agradecer.

Un abrazo a todos,

 Gissela Echeverría Castro.

2 Responses to El privilegio de vivir en paz

  1. elena hidalgo 2016-07-24 at 17:16

    Gissela es excelente la motivacion que nos da con su conocimiento
    gracias

    Responder
  2. Hosting 2016-06-01 at 02:48

    En nuestra Nicaragua se celebra el privilegio de vivir en tranquilidad, con la confianza y la esperanza en Dios, creciendo cada dia, para fortalecer la alegria, paz y la seguridad

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Important: If you add a link to your comment it will not be published.

Redes Sociales